Actuar, y no solo hablar

15 de febrero 2016

Actuar, y no solo hablar

María Elena Sanz

El porcentaje de mujeres en el Sistema de Empresas Públicas (SEP) ha llegado al 29,3%, siendo el objetivo del Gobierno alcanzar el 40%. Una excelente noticia, ya que según Ferrary (2010) y Richard (2000) un subgrupo empieza a tener influencia cuando compone el 35% del grupo total.

El porcentaje de mujeres en el Sistema de Empresas Públicas (SEP) ha llegado al 29,3%, siendo el objetivo del Gobierno alcanzar el 40%. Una excelente noticia, ya que según Ferrary (2010) y Richard (2000) un subgrupo empieza a tener influencia cuando compone el 35% del grupo total.

Pese a todo, la presencia de mujeres en directorios (5,4% de empresas IPSA), o en equipos gerenciales de primera línea (10%), deja mucho que desear. Las cifras ya las conocemos. Del mismo modo, son recurrentes las notas, columnas y estadísticas en los principales medios de prensa.

No obstante, ¿cuánto tiempo más vamos a seguir hablando del tema? ¿Realmente necesitamos más argumentos o estudios que avalen el aporte de la diversidad a nuestros directorios, equipos ejecutivos y empresas? Si ambicionamos mejor reputación para nuestras organizaciones y más innovación para seguir aportando al desarrollo económico y social, ¿no sería un gran logro país mejorar nuestro PIB en un 3% incrementando un 1,25% la participación de las mujeres? La tarea no es tan difícil; eso sí, tenemos dos caminos: el primero es seguir hablando de las barreras sociales y culturales convirtiéndonos en víctimas de estas o, el segundo, tomar la iniciativa y empezar a generar cambios.

 

 

Es importante hacer extensivo un llamado a todos nuestros líderes gremiales y empresariales, presidentes, gerentes generales y, sobre todo, a los gerentes de recursos humanos, para que inviten a sus equipos a realizar las siguientes reflexiones: ¿qué significa la incorporación de las mujeres para su organización, su consejo, sus clientes y para usted a nivel individual? y ¿cuáles son las acciones que han realizado como directorio/equipo ejecutivo, o personalmente, en los últimos 12 meses para incorporar a más mujeres en su organización? Un buen punto de partida es fijarse metas concretas y revisar, con la mirada de la diversidad de género, nuestras prácticas de gestión de personas. Seamos agentes de cambio porque se hace urgente actuar, y no solo hablar

Nuestras alianzas

Nuestras alianzas

CAP
Grupo3
PROhumana
Confederación de la Producción y el Comercio

Recibe todas nuestras novedades y mantente al día