Programa Promociona: Mujeres al poder

29 de octubre 2018

Programa Promociona: Mujeres al poder

En 2016, la CPC, Icare, el BID, la Subsecretaría de Economía y la UAI se unieron para desarrollar el programa Promociona, una iniciativa que surgió gracias a la alianza entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la CPC para dar pasos concretos en el fomento de la participación femenina en altos cargos.

En 2016, la CPC, Icare, el BID, la Subsecretaría de Economía y la UAI se unieron para desarrollar el programa Promociona, una iniciativa que surgió gracias a la alianza entre la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y la CPC para dar pasos concretos en el fomento de la participación femenina en altos cargos. Ya son 25 las compañías que se han sumado a este programa en Chile.

Cuando Anna Gretchina, gerenta de Energía de Antofagasta Minerals, fue contactada por el área de Recursos Humanos para participar en el programa Promociona, pensó que se trataba de un curso más de desarrollo de liderazgo. "Mis expectativas eran moderadas", asegura. Hoy, es gerenta de Riesgo y Cumplimiento de AMSA, cargo que pasó a ocupar luego del programa. "Lo que me sorprendió fue la forma en que Promociona muestra los desafíos culturales, los cambios sociales y las problemáticas adaptativas que necesitan formas de hacer las cosas que no son las tradicionales. Para eso necesitamos el 100% de los talentos, no el 50%, y eso hace darnos cuenta de que con las diferencias se puede hacer más que con la forma tradicional", dice. Anna egresó de la primera generación del programa Promociona y es un caso, entre varios, de mujeres ejecutivas que, a un año del comienzo de esta iniciativa, ya están viviendo en carne propia un cambio dentro de sus empresas. Pero más importante aún: un cambio en ellas mismas, en su posicionamiento y confianza como altas ejecutivas.

El proyecto, como su nombre lo indica, busca promocionar a las mujeres en su trabajo para aumentar la cantidad de talentos femeninos en las instancias de toma de decisiones de las empresas chilenas. Surgió en España, donde es impulsado por la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) y el Ministerio de Sanidad, Servicios Sociales e Igualdad. En 2016, gracias a una alianza entre la CEOE y la Confederación de la Producción y del Comercio (CPC), Promociona desembarcó en Chile junto a Icare, la Subsecretaría de Economía, el BID, la organización +Mujeres y la colaboración de la Universidad Adolfo Ibáñez.

Los focos

Promociona incluye un diplomado para ampliar las capacidades y habilidades directivas de sus participantes, y así mejorar el acceso a puestos de mayor responsabilidad en sus empresas. Pero no se queda ahí, ya que además compromete a los líderes empresariales con la promoción del talento femenino al interior de las organizaciones, hace seguimiento y entrega apoyo a las mujeres mediante redes de mentoring y coaching.

La primera versión de Promociona se desarrolló en la UAI durante el segundo semestre de 2017. Participaron 29 mujeres provenientes de 19 empresas, quienes, además de las clases de formación, asistieron a actividades de networking y al seminario "Mujeres en el mundo laboral; Impactos y Desafíos".

El presidente de Icare, Claudio Muñoz, destaca que "este programa en particular les brinda a las mujeres las herramientas necesarias para que la inclusión en el mundo laboral y social sea más fácil y cada una de las participantes pueda aportar a su empresa desde su identidad, de modo que sean las protagonistas de su propio desarrollo profesional. Promociona logra comprometer a las compañías participantes en mejorar su productividad a través de la incorporación del talento femenino".

En junio de este año se inició la segunda versión es este programa, con 34 participantes provenientes de 25 empresas. Florencia Mesa es socia y directora de Balloon Latam, empresa social que promueve la acción colectiva para impulsar el desarrollo sostenible en las comunidades de América Latina. Ella es emprendedora y el programa Promociona ha sido un desafío personal. "Tomar conciencia de nuestra historia, de nuestros valores, de los juicios y prejuicios que nos condicionan, ha sido un ejercicio muy lindo y a la vez de mucha reflexión e inmersión. A muchas de nosotras, el programa nos ha dado la oportunidad de redefinir cómo queremos seguir en la vida y cómo trabajaremos de ahora en adelante. Sí o sí ha marcado un antes y un después". Y agrega: "Hoy me siento no solo con más recursos para ejercer liderazgo, sino parte de un propósito mucho mayor que trasciende las aulas de clase y del cual somos parte junto a mis compañeras, nuestros profesores y las grandes instituciones que están detrás de este programa".

Desde Promociona argumentan que la inclusión de más mujeres al mercado laboral trae beneficios para los países en materia de reducción de la pobreza. Y para las compañías, en términos de eficacia y rentabilidad. Sin embargo, en cargos de responsabilidad, las brechas son muy grandes todavía. Un ejemplo es la composición de directorios de las empresas que conforman el índice bursátil IPSA, en donde actualmente solo existe un 6, 3% de mujeres en ellos, mientras que el promedio de la OCDE es de 20%. Y a nivel gerencial, un 13% de las empresas más relevantes de Chile tiene a una mujer (según el Informe de Mujeres en Alta Dirección de Empresas 2017).

De España a Chile

María Elena Sanz, directora ejecutiva de Promociona, fue quien "importó" desde España el modelo del programa que nació hace seis años, tras una alianza entre el Ministerio de la Mujer y la Confederación Española de Organizaciones Empresariales (CEOE) para dar respuesta a un desafío global: hacer que las mujeres tomen más protagonismo en cargos que involucran toma de decisiones en las compañías. "Esta iniciativa la conocí estando en Chile y la levantamos por un estudio que hizo la Subsecretaría de Economía con el BID, en 2015, de prácticas a nivel internacional. Fue entonces cuando dije: esto es lo que tenemos que hacer, tengo que traerlo a Chile como sea". Fue entonces que comenzó un trabajo de acercamiento con la CEOE y de empezar a sumar a otros actores. "En España se lanzó con fondos públicos y privados, pero en Chile no había fondos públicos, así que hubo que darle una vuelta al programa y ver cómo relacionarlo con la realidad local y a qué actores invitar para poder desarrollarlo con recursos privados".

María Elena Sanz siempre estuvo vinculada desde la empresa al ámbito de la sostenibilidad, la diversidad y la inclusión, pero cuando llegó a Chile fue evidente para ella que había un retraso en este tema. "Vi que esto no avanzaba y que faltaban hombres que lideraran el tema, porque los que están en la cabeza de las organizaciones son ellos. Esto no lo podemos hacer solas si no involucramos a los líderes de las organizaciones que son hombres", enfatiza. Fue en este proceso en que preguntaron a algunos ejecutivos cuáles son las barreras y las oportunidades para la incorporación de mujeres a la alta administración y uno de los temas era la maternidad.

"Lo positivo fue que ellos mismos empezaron a reflexionar sobre cómo las empresas hoy se tienen que adaptar a esa realidad, que son ellos quienes deben entregar mayores flexibilidades, que se tiene que preparar, planificar y gestionar la ausencia de la mujer por maternidad, por ejemplo". Por ello que el compromiso de las empresas es vital, a juicio de Sanz. "Las mujeres se están encontrando con muchas más barreras para llegar a un mismo puesto de responsabilidad, algunas son externas, como la cultura del país, sesgos, etc. Y hay otras que son internas; es ahí donde entra el programa Promociona. De alguna manera, la mujer no está en igualdad de condiciones para desarrollar una carrera profesional, es un hecho, por barreras que nosotras mismas nos ponemos y por el entorno", explica.

 

Los próximos desafíos

Carolina Luck es gerenta de Sucursal de La Polar. Lidera iniciativas de equidad de género y desarrollo organizacional dentro de la sucursal, ha sido pionera en programas de inclusión y reinserción laboral para personal con discapacidad y para el adulto mayor dentro de la compañía. Desde 2018 integra el Comité Ejecutivo de Promociona y participa en la formación de la Red de Alumni.

"Encontré un programa que me hizo conectarme con mi esencia, cuestionarme, desafiarme, conocer un grupo de mujeres increíbles y comprometerme", sostiene. A su juicio, es primordial que el país se replantee conceptos que han marcado el desarrollo como sociedad y que tienen que ver con la maternidad, paradigmas del liderazgo masculino. "Se debe analizar cómo impactan en nuestras vidas y en nuestro desarrollo laboral, cómo se hace necesario abrirnos a miradas diferentes y que se debata sobre los temas. En todos los ámbitos de nuestra vida".

Para Fernando Reitich, presidente del directorio de CAP y participante del programa como auspiciador y mentor, existen varias instancias en las que las empresas deben mejorar para una mejor inclusión de la mujer. "Dos que me vienen a la mente inmediatamente se relacionan con el reconocimiento y despojo de los sesgos inconscientes a la hora de evaluar candidatos para cada posición, y con la flexibilidad laboral. En ambos casos creo que estamos un poco atrás de países desarrollados, pues aún debemos esforzarnos por entender y descontar nuestras propias parcialidades infundadas (históricas, enseñadas, heredadas), así como entender que la productividad no está relacionada con el número de horas que un trabajador pasa en un determinado lugar".

Coincide con este punto Anna Gretchina, al indicar que "el desafío de equidad de género no es solamente tener más mujeres e igualar las remuneraciones; todos, hombres y mujeres merecemos un equilibrio en la vida, avanzar profesionalmente en un ambiente cómodo, donde podamos compatibilizar los distintos aspectos de lo que somos. Avanzar en un futuro profesional donde se premie el mérito, el esfuerzo y un ambiente donde uno quiera desarrollarse y aportar con nuestras diferencias".

¿Qué esperan de Promociona? María Elena Sanz es clara: "Que sea una red de agentes de cambio para ayudar a que las organizaciones evolucionen y se pongan al día en todos los cambios. Que sea un catalizador de promoción dentro de las organizaciones y que las mujeres estén preparadas para enfrentar todos los desafíos que vienen, donde la innovación es clave".

enfrentar todos los desafíos que vienen, donde la innovación es clave". Florencia Mesa agrega: "Me gustaría que Promociona se pudiera conectar aún más con las regiones. Nosotros, desde Balloon Latam, trabajamos con emprendedoras líderes sociales de distintas comunidades del país y muchas de ellas tienen mucho que aportar a esta conversación. Además, dentro de las diferentes localidades de Chile en las que trabajamos, gran parte de los emprendimientos son liderados por mujeres, por lo que sería muy interesante que ellas pudiesen acceder a este tipo de formación, serían grandes movilizadoras. Hoy somos solo ejecutivas las que estamos, pero me gustaría que estuvieran presentes representantes de instituciones públicas, de la academia y de la sociedad civil, ya que creo que las problemáticas sociales deben resolverse desde una perspectiva sistémica. La temática de género es tan grande, que necesitamos estar representadas e incorporar todos los puntos de vista".

Alfonso Swett, presidente de la CPC

"Necesitamos dar pasos decididos hacia un cambio cultural que fomente la incorporación de mujeres en la toma de decisiones de las empresas"

-¿ Cuáles fueron las motivaciones para impulsar el programa Promociona?

- La CPC lleva muchos años preocupada de que avancemos efectivamente en la inclusión de más mujeres al mercado laboral, porque más mujeres trabajando trae evidentes beneficios para los países en materia de reducción de la pobreza; para las empresas, en términos de eficacia y rentabilidad; y para la sociedad en su conjunto. Pero no obstante de los consensos sobre los beneficios que aporta más mujeres en las empresas, subsisten en nuestro país trancas culturales y rigideces en el mercado laboral. Necesitamos, entonces, contar con políticas públicas que faciliten su incorporación al permitirles compatibilizar las labores en la empresa con sus compromisos familiares y personales. Y aquí es clave modernizar nuestra legislación laboral, ya que hoy tenemos un Código del Trabajo que es machista, urbano e industrial, muy alejado de lo que necesitan las mujeres para trabajar. En este contexto, es muy valioso y útil la existencia de un mecanismo de promoción de mujeres, que debe complementarse con una mirada más moderna de parte de las empresas.

-¿ Cómo evalúa entonces a la empresa chilena en cuanto a las oportunidades de desarrollo que otorga a las mujeres en altos niveles de la administración?

- Hemos avanzado, pero falta mucho todavía. No solo es insuficiente la participación femenina a nivel general, sino también en cargos de responsabilidad. La brecha más grande la tenemos en la composición de directorios (IPSA), en donde hoy solo existe un 6, 3% de mujeres y el promedio de la OCDE es 20%. A nivel gerencial, un 13% de las compañías más relevantes de Chile tiene a una mujer. Pero lo importante es que la mayoría de las empresas ya ha tomado conciencia de que no solo es positivo, sino necesario, incorporar a la mujer en todas las áreas de la empresa. Por experiencia, puedo afirmar que su aporte es fundamental para tener compañías modernas, más humanas y conectadas con la sociedad.

-¿ Y cómo evalúa los primeros resultados del programa Promociona?

-Muy positivos. Hasta ahora hemos visto varias mujeres que ya han sido promocionadas a gerentes, directoras e incluso premiadas. Tenemos claro que Promociona es un aporte importante, pero necesitamos avanzar en materia de políticas públicas junto con dar pasos decididos hacia un cambio cultural que, de manera voluntaria, fomente la incorporación de mujeres en los distintos ámbitos de toma de decisiones de las empresas y otras instituciones.

-¿ Cómo la empresa manejará temas que siempre se han catalogado como costos, por ejemplo, la ausencia de la mujer durante el período de y postnatal?

- La mujer en el trabajo aporta con cualidades que hoy son fundamentales para la empresa del siglo XXI. En general, destacan por su responsabilidad, perseverancia y rigurosidad. También tienen capacidad de estar en lo concreto, mucha intuición y toman decisiones de manera más colaborativa. Más mujeres también fomenta la innovación, evitando las visiones homogéneas dentro de los equipos. Por tanto, contar con ellas no puede ser visto como costo; es puro beneficio. Y aquí destaco el avance que implica el proyecto de ley de sala cuna que pone fin a una regulación laboral discriminatoria como la establecida en el artículo 203 del Código del Trabajo sobre sala cuna, que carga de manera exclusiva en las mujeres los costos de la maternidad y el cuidado infantil.

Lee la versión original del reportaje aquí: Fuente: Revista Capital (26.10.2018)

Nuestras alianzas

Nuestras alianzas

CAP
Grupo3
PROhumana
Confederación de la Producción y el Comercio

Recibe todas nuestras novedades y mantente al día